UN QUESO QUEMADO APORTA DATOS SOBRE EL MODO DE VIDA DE HACE 3.000 AÑOS

UN QUESO QUEMADO APORTA DATOS SOBRE EL MODO DE VIDA DE HACE 3.000 AÑOS

Un descuido de hace 3.000 años ha dado a los arqueólogos daneses una fuente de datos muy interesante.

El hallazgo es una olla de cerámica encontrada en una excavación en Jutland, Dinamarca, contiene restos de un intento fallido en la elaboración de queso. Algo salió mal durante la fabricación y tiraron directamente olla, que fue encontrada en un pozo algo inusual ya que la olla estaba totalmente nueva.

Cuando la limpiaban, descubrieron una capa amarillenta de alguna sustancia quemada en el interior del recipiente. “Normalmente, en estas ollas se encuentran depósitos carbonizados negros que suelen ser semillas. Pero aquí nos encontramos una corteza amarillenta que no conocíamos” dice Rasmussen Conservador y arqueólogo del museo de Silkeborg, Dinamarca.

Enviaron muestras de esta sustancia al Museo Nacional de Dinamarca para ser analizadas con un espectrómetro de masas y descubrieron que en realidad se trataba de grasa bovina.

"Es un hallazgo inusual. En general, es muy raro encontrar este tipo de rastros en estos objetos tan antiguos ". 
"Con suerte encontraremos otras piezas que contengan más información con las que podamos comparar, y concluir con mayor precisión, lo que está en la olla", dice Christensen. 

"La grasa puede ser una parte de los últimos restos de cuajada utilizados durante la producción de un queso duro tradicional. Durante el proceso, el suero de leche se hierve y contiene una gran cantidad de azúcares, de esta manera puede ser conservado y almacenado para el invierno ", dice Rasmussen. 

"Es el mismo método utilizado para hacer el queso marrón, un queso fresco noruego, en el que el suero se cocina para conseguir su reducción y lo que queda es una masa similar al caramelo que después se convierte en el queso de color marrón que conocemos hoy en los supermercados". 

Este descubrimiento nos da pistas de la forma en que vivía la gente en la Edad de Bronce, hace 3.000 años.

"No puedo dejar de preguntarme quien fue el culpable y si tuvo algún problema. El suero está verdaderamente quemado y debía oler fatal, casi puedo imaginar lo rápido que debieron actuar para deshacerse de esa olla", dice Rasmussen.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code